Timbal de quinoa con salmón marinado y rúcula - Quinoa salad with marinated salmon and arugula

Hoy vamos a cocinar con uno de los ingredientes estrella de la cocina vegana, la quinoa. Esta pseudocereal tiene su origen en los Andes y se caracteriza por ser versátil y sobretodo fácil de usar en la cocina. Hace unos años la quinoa era un producto totalmente desconocido para muchos de nosotros y solo la podíamos encontrar en algunas herboristerías. Hoy en día prácticamente todos los grandes supermercados la comercializan y, generalmente, se encuentra ubicada en la sección de los productos ecológicos. Aunque la quinoa no es un producto barato, me parece una muy buena alternativa al arroz e incluso a la pasta ya que combina perfectamente en cualquier plato. Además es rica en proteínas, hierro y magnesio y su sabor es agradable y su textura suave.  
Me hace especial ilusión presentaros este plato, ya que os traigo una versión de una receta que nos hizo nuestra gran amiga Tete de Liderlamp, en una de nuestras visitas relámpago a Zaragoza. ¿Me acompañáis y os muestro paso a paso cómo elaborarla?
http://picasion.com/



 
Ingredientes (2 personas)
160g de quinoa (80g por persona) 
Un puñado de rúcula
 1 lomo de salmón fresco
1 cebolla morada
1 lima
Una ramita de menta fresca
Hinojo fresco
Soja
Aceite
Sal
Lo primero que hay que hacer es marinar el salmón, ya que debe estar en la nevera como mínimo 45 minutos, para conseguir reducir su sabor y aromatizarlo con el resto de ingredientes. El marinado es una técnica que se utiliza para conservar y aromatizar tanto carnes como pescados. 
Paso 1: Picamos la cebolla morada muy fina y la introducimos en un bol. 
Paso 2: A continuación, con la ayuda de un cuchillo, retiramos la piel del salmón. Lo cortamos a daditos pequeños y lo añadimos en el bol junto a la cebolla morada. 
Paso 3: Lavamos y picamos las hojas de la menta (en este caso hemos aprovechado para coger una ramita de la menta que ha plantado mi padre en su balcón). La añadimos en el bol junto al resto de ingredientes.
Paso 4: Seguidamente, lavamos el hinojo fresco y también lo picamos y lo introducimos en el bol. Reconozco que no es fácil conseguirlo fresco, por lo que también se puede utilizar hinojo seco. 
Paso 5: Exprimimos el zumo de una lima, añadimos unas cucharadas de aceite y soja y sal al gusto. 
Paso 6: Tapamos el bol con un papel film y los dejamos marinar en la nevera durante aproximadamente 45 minutos.  
Paso 1: Antes de cocinar la quinoa, hay que lavarla varias veces con abundante agua fría ya que contiene saponinas, unas toxinas que amargan su sabor. No se aconseja dejarlas en remojo ya que las toxinas se depositarían en el grano.
Paso 2: A continuación la hervimos durante aproximadamente 15 minutos. Para cocinar la quinoa se necesita siempre el doble de agua, es decir, por ejemplo para una taza de quinoa se necesitan dos tazas de agua. Cuando el agua empieza a hervir, bajamos a fuego medio y la añadimos hasta que absorba prácticamente toda el agua. Para saber cuando está cocinada, hay que fijarse en que el grano esté abierto y transparente. 
Paso 3: Escurrimos la quinoa con agua y la dejamos enfriar. 
Paso 4: Una vez se ha enfriado, la añadimos al bol junto al marinado de salmón. Observareis que el color del salmón ha cambiado ya que se ha aromatizado con el resto de los ingredientes.
Paso 5: A continuación, cogemos un molde redondo sin base y lo colocamos en medio de un plato y con la ayuda de una cuchara vamos introduciendo, con mucho cuidado, la mezcla de la quinoa con el marinado del salmón hasta cubrirlo prácticamente. Es importante presionar toda la mezcla para conseguir que se forme una estructura compacta.
Paso 6: Retiramos con mucho cuidado el molde hasta conseguir una especie de cilindro. Acto seguido, lo cubrimos con unas hojitas de rúcula y un poco de aceite (opcional) y listo para dejar con la boca abierta a nuestros invitados.
Espero que os haya gustado la receta y os animo a probarla ya que estoy seguro que no os defraudará. Cómo habéis visto se trata de una receta fácil de elaborar y está de escándalo. Además os aviso que una vez descubráis las posibilidades de la quinoa, será uno de los ingredientes imprescindibles en vuestra cocina. ¡Nosotros somos muy fans de la quinoa! No olvidéis dejarme vuestro comentario. 
¡Nos vemos el próximo mes con más platos bonitos!   

San Valentín con Selfpackaging - Valentine's day with Selpackaging


Mañana es uno de los días más románticos del año o mejor dicho, eso nos hacen creer... Pero, si os soy sincera, aunque tengo claro que es puro marketing, me encanta aprovechar días como estos para hacer algo especial con el Barbudo. Este año, como estamos reduciendo gastos (nos acabamos de comprar un coche nuevo) hemos decidido hacer algo mucho más casero. Así que le he preparado un regalillo handmade y lo he empaquetado con todo mi amor y algunos productos de Selfpackaging, que son perfectos para todas estas ocasiones. 


Como sé que no es muy dado a leer mis posts, os cuento un poquito la idea. Como San Valentín cae en martes y nos toca trabajar quiero sorprenderlo, de buena mañana, con un desayuno casero hecho por mí. Para hacer las fotos usé estas galletas que teníamos en casa, pero hoy por la tarde me pondré al lío para hacer sus preferidas: las de pistachos y arándanos. Os colgué la receta hace tiempo aquí. Son deliciosas y con un buen café entran... mmm... ¡solo de pensarlo se me está haciendo la boca agua! Lo que si ya tengo totalmente preparado es el packaging (tal y como podéis ver en las fotos). La caja la personalicé con un poco de washi-tape y este vinilo decorativo taaaaan precioso que también tiene Selfpackaging en su web. Para acabar, con el ordenador preparé estos corazoncitos para pincharlo en alguna de las galletas y la etiqueta para el té, que yo voy a ponerle en el café porque le gusta más. 

¿Qué os parece? ¿Os gusta la idea de crear detalles más personalizados y sin gastar poco dinero? 
Espero que paséis un bonito día todos con quién más queréis. 

¡FELIZ SAN VALENTÍN! 

Reloj de pared DIY - DIY wall clock


Desde que vivimos en este piso, no tenemos ningún reloj en las paredes. La verdad es que llevamos casi dos años en él y no lo hemos echado en falta, pero cuándo vi en Creavea este reloj de madera para tunear a mi gusto... ni me lo pensé! Era la opción perfecta porque, como ya sabéis, soy fan incondicional de la madera natural y por supuesto, podía pintarlo utilizando un amarillo o mostaza que combinara perfectamente con la decoración que tenemos en casa. 
El reloj viene en madera natural, con la maquinaria por detrás y las agujas en negro y rojo. Mide 30cm de diámetro, la medida perfecta tanto para tenerlo en la cocina como en el comedor, dónde yo lo voy a poner. Y lo mejor, su precio! 


Como podéis ver en las fotos, para tunearlo lo poco que hice fue pintar una parte de la base del reloj con chalk paint en mostaza y las agujas en beig. Me hubiera gustado poder sacarlas y darles un "sprayazo" con pintura chalk en spray pero no sé si el miedo a romperlo me paralizó o qué, pero no pude sacarlas (aunque estoy segura que tiene que haber una forma para hacerlo).  Una vez seca la pintura solo hay que sacarle la cinta que has puesto, y vualá! Ya tienes tu reloj totalmente personalizado. Me gustó tanto tal cual, que al final no le pegué los números de madera que también cogí en la página de Creavea. Así que ahora sólo me falta buscarle un buen sitio en el salón para poder mirar la hora en cualquier momento. 
¿Qué os parece? ¿Os gusta como ha quedado? 
A mi lo que más me gusta de esta opción es que puedes hacértelo como más te guste y eligiendo los colores y los detalles que más encajen en la decoración de tu hogar. 

Por cierto! Se me olvidaba... Ya tenemos ganadora del sorteo del pack de libro, taza y banderín que sortemaos para celebrar la buena acogida de #elrincondealexia y es...
@ourlittlethings16
Ponte en contacto con nosotras a través de yellowpillowsdecoration@gmail y te haremos llegar el paquete ;)

FELIZ SEMANA ;) 

Latest Instagrams

© Yellow Pillows Deco. Design by Fearne.