lunes, 27 de junio de 2016

INSPIRACIÓN: Sukhi - Alfombras hechas a mano

Después de un súper puente de 4 días volvemos a la carga con nuevo post y hoy, os quería enseñar mi nueva alfombra. Me llegó hace un mes aproximadamente y no he podido fotografiarla hasta ahora, pero des del primer momento me dejó tan enamorada, no sólo por como es sino también, por su historia que tenia claro que os la quería enseñar. 


Sukhi significa feliz en nepalí y eso es lo que la marca quiere transmitir a sus clientes. Por ello, hacen alfombras totalmente personalizadas en cuadro países en vías de desarrollo (Nepal, India, Marruecos y Turquía) y sin ningún intermediario. Una vez la alfombra te llega a casa sabes que sólo ha estado en las manos de la persona que la ha hecho y en el transporte hacía tu hogar. Además, en la etiqueta que trae te dice el nombre de la persona que la ha realizado. La mía está hecha por Hira Lama. Y no os lo creeréis pero mirando en su web, he visto que puedes ver a esa persona e incluso mandarle un correo electrónico! ¿No os parece una pasada? 


































Yo elegí el modelo Aspru - Redonda, hecho en Nepal. Está realizada en su totalidad de bolas de lana 100% de Nueva Zelanda, cosidas una a una a mano. Por eso, una vez la pides en la web puede tardar entre 4 y 6 semanas en llegarte. Por un artículo así, vale totalmente la pena esperar ¿No creéis? 
Lo elegí porque creo que es muy versátil y encaja perfectamente en espacios de estilo nórdico como en algo más clásico. Además, la veo perfecta para la habitación de los niños o cualquier rincón al que quieres darle un toque especial. 
Os recomiendo que le déis un vistazo a su web porque tienen modelos que están totalmente a la última y se pueden ver muchísimo en Pinterest. 

¿Qué os parecen las marcas que buscan la sostenibilidad y sobretodo,  trabajando garantizando un salario digno?  
Yo soy de las que si puedo ¡apuesto por ellas! Si a vosotros también os interesa os recomiendo éste video.

FELIZ SEMANA ;) 

jueves, 23 de junio de 2016

DIY: Caja para galletas - Cookies box

Antes que nada os quiero pedir disculpas por la calidad de las fotos. Estoy sin cámara y las he hecho con el movil. Espero de cara al siguiente post tenerla porque no me siento cómoda subiendo las imágenes así. Y una vez dicho esto, os cuento el DIY de hoy. Hace unas semanas recibí estas preciosas maletitas de cartón de Livingo, para el nuevo desafío de Handbox. Tenía que hacer algún DIY con ellas y me parecían tan monas que, me daba muchísima pena que me quedara mal y destrozarlas. Después de mucho pensar decidí pintar una de ellas en amarillo y utilizarla como caja de galletas para una mesa dulce o para servir la merienda cuándo viene alguien a casa y éste, es el resultado.











































































He de decir que de todos los DIY se aprende algo y en éste, no iba a ser menos. Las maletas son de un cartón refinado por fuera y la pintura de chalk en la parte dónde el cartón hace movimiento para abrir y cerrar, se salta. Así que si queréis hacer algo similar, os animo a que probéis con la pintura en spray que, al hacer una capa mucho más fina se va a agarrar mejor. Una vez pintada y hechas varias capas, con la ayuda de una plantilla le hice las letras. Por último se coloca papel de seda en el fondo para que no se manche por dentro y ya esta lista para llenarla de galletas.
La verdad que no estoy 100% contenta con el resultado, pero con el poco tiempo que he tenido y que la pintura se me ha ido saltando... ha quedado así! Lo importante de todo esto, es que veáis que los DIY no siempre quedan bien y a menudo, hay que hacer muchísimas pruebas antes. 
¡FELIZ SEMANA!

lunes, 13 de junio de 2016

HOME: Sillas estilo Tólix

Empiezo la semana con fuerza después de un fin de semana revitalizador. He hecho de todo pero a la vez, he descansado mi cuerpo y sobretodo, mi mente. Que con las evaluaciones en el cole me hacía muchísima falta.
Tanto me ha cundido el fin de semana que incluso he aprovechado para cambiar mis sillas del comedor. Tenia unas replicas Eames que compré hace tres años y resultaron ser malas porque, una por una, se han ido rompiendo. Así que he tenido la excusa perfecta para poner estas preciosidades de Leroy Merlin. Cuándo las vi, hace algún tiempo, en la sección de exterior pensé... en mi comedor quedarían perfectas y efectivamente, acerté! 









































Para darle un toque más veraniego he acabado de redondear la combinación con unos cojines de estilo marinero y una manta muy gustosa para hacer del banco un sitio más acogedor en el que sentarse. Aunque yo... A partir de ahora lo tengo claro, me siento en una silla!
Además de ser estables, las sillas SOHO son de una sola pieza, por lo que no te las tienes que montar y son muy cómodas. El respaldo tiene una forma que recoge totalmente la espalda así que el cojín, es puramente decorativo porque no lo necesitas al sentarte. Ah! Y lo más interesante... su precio!
¿Se nota que estoy totalmente enamorada, verdad?
A vosotras/os, ¿qué os parecen?
No os cortéis y dejarme vuestra opinión por aquí, que me encanta leeros y contestar vuestros comentarios :) 

¡FELIZ SEMANA!