DIY Cojín mostera - Mostera DIY pillow


¡¡Menuda semana de calorazo!! Al final creo que lo mejor para estos días es quedarse en casa con el aire acondicionado puesto, disfrutando de un buen libro o una buena serie ¿no creéis? Otra cosa que va muy bien para no sufrir tanto los calores es acondicionar el hogar para la llegada del verano y os puede parecer una tontería, pero las alfombras, mantas de sofa, etc... deben desaparecer para dejar paso a tejidos mucho más ligeros y frescos. Yo por ejemplo, ahora me voy a dedicar a sacar las fundas de los cojines del sofá, lavarlas y cambiarlas por estas DIY que he hecho. Sobretodo porque la tela que tienen, en contacto con la piel, es más fresca y segundo, porque el estampado de mostera creo que también nos va a ayudar a tener esa sensación de vacaciones que necesitamos. Os cuento un poco como lo he hecho... 


Como podéis ver en las fotos me ayudé de una plantilla para pintar las hojas. A mano, yo soy incapaz pero si eres un artista con el pincel... siempre puedes dibujarlo directamente. Yo encontré este dibujo de mostera por internet y lo que hice fue comprar una hoja de plástico transparente (son las que se usan para encuadernar los trabajos) y con la ayuda del cúter y la tijera fui cortando el interior del dibujo. Es importante hacerlo bien, porque sin la plantilla... yo estoy perdida! Una vez cortada la plantilla, hay que ponerla encima de la funda de cojín asegurándola bien, porque si se nos mueve en mitad del pintado, ya la podemos tirar. Así que como podéis ver en la foto, yo la pegue con un poco de cinta de papel. Usé una pintura chalk paint para todas las superficies porque la tenía en casa y la quise aprovechar, pero podéis comprar pintura para tela a muy buen precio también. Y sólo queda pintar con la ayuda de una esponja. Funciona mejor que el pincel porque vas dándole toquecitos desde arriba y evitas escapes por los laterales de la plantilla. 


Obviamente es una idea que se puede hacer totalmente personalizada porque podéis usar una plantilla de cualquier otro dibujo que os guste y utilizar el color de la funda del cojín y de la pintura que deseéis. Creo que es una idea estupenda para darle un toque personal y además muy veraniego a nuestro hogar con muy poco presupuesto. 

¿Qué os parece? ¿Os animais a haceros unos? 
Si os gusta la idea y os hacéis uno me encantaria verlos. Podéis etiquetarme en mis redes sociales o enseñarmelos por e-mail, estaré encantada!! 

FELIZ SEMANA ;) 

Mi vida: instrucciones de uso de Marian Keyes


Hola lector@s!
El verano llama a la puerta y con él llegan las ansiadas y merecidas vacaciones. Esa maravillosa época de relax, descanso y ocio que nos ayuda a desconectar del trabajo, los estudios y la rutina, y de rebote, nos deja mucho tiempo libre por delante. Puede ser una buena época para retomar el hábito de la lectura y por eso este mes os traigo una recomendación perfecta para este verano.

Este mes me he estrenado con Marian Keyes. No había leído nada de esta autora y ha sido todo un descubrimiento, algo diferente a lo que he leído hasta hoy. Este libro recopila una serie de artículos, algunos inéditos, que la autora ha ido escribiendo a lo largo de los años, en los que se abre contando cositas, manías y anécdotas de su vida.

¿Estáis dispuestos a descubrir los secretos de una de las autoras más famosas y queridas del mundo? ¿Sí? Estupendo, porque este libro los contiene casi todos: desde su adicción a los cosméticos hasta los imprevistos de sus muchos viajes, pasando por conflictos con el peluquero y su relación con Twitter.
Las reflexiones de Marian Keyes, de la primera a la última, despiertan de forma inmediata una deliciosa sensación de complicidad. Sabíamos que el mundo actual podía ser, por momentos, divertido y absurdo, lo que no sabíamos era la opinión de Marian Keyes. He aquí la respuesta, una auténtica lección de humanidad.


Es una lectura muy amena, ligera y fácil. Divertidísima y con un gran sentido del humor. En la primera página ya estás enganchada. Narración muy cercana, fluída y ágil, con un vocabulario sin tapujos. Perfecta para leer a ratitos ya que los artículos no tienen un orden cronológico, por lo que puedes ir leyendólos según te apetezca. 

«Las pestañas. Qué maravilla. Cuantas más mejor, gracias. A lo largo de los años, siempre que alguien me maquillaba veía el espectacular efecto de las pestañas postizas, pero yo sola nunca conseguía pillarles el tranquillo.
Entonces oí hablar de las extensiones de pestañas: pestañas postizas que se pegan una por una en tus pestañas auténticas y duran hasta que estas se caen de manera natural. Se acabó el rímel. A partir de ahora podría lucir unas pestañas largas y oscuras las veinticuatro horas del día. Me parecía sacado de un cuento de hadas.
De modo que fui y me tumbé en una camilla, pero para mi gran consternación —estoy hablando de hace unos años— las extensiones pesaban tanto que me tiraban los párpados abajo, y durante los días siguientes más de una persona me comentó que parecía Salman Rushdie.
Además, me notaba muy «parpadeante». Cada vez que parpadeaba (y fue ahí cuando descubrí que parpadeo un montón) era como si lo hiciera a cámara lenta. Para colmo, las pestañas eran rígidas y crujientes y por la noche chirriaban contra la almohada y no me dejaban dormir, y si me dormía sobre ellas, al día siguiente me las encontraba retorcidas en extrañas contorsiones geométricas.
En cuestión de días empezaron a caerse, llevándose por delante mis pestañas naturales, y al cabo de nada tenía los párpados calvos. Fue una mala experiencia, pero pensé: «No te acostarás sin saber una cosa más».


¿Y vosotras, ya estáis preparadas para reír a carcajadas este verano? 

CLAVE 3: La invitación de tu boda


La invitación es la carta de presentación de la boda. Esta es una frase que repetimos una y otra vez a nuestras parejas. Es el punto de partida, anuncia la celebración y plasma el estilo que tendrá el día B. 
La entrega de la invitación crea expectativas y es importante percibir el "feed-back" de vuestros invitados. Para nosotras, es un elemento que tiene un papel fundamental. Es crucial que refleje vuestra esencia, vuestro estilo como pareja y vuestras preferencias. Hay varios puntos que creemos que debéis tener en cuenta: 

- El estilo: Puede ser que vuestra boda tenga una temática definida y por tanto ésta sea el hilo conductor de la invitación, o por el contrario simplemente os baséis en el estilo del lugar de la celebración (playa, montaña, una bodega...), en el estilo de boda (clásica, elegante, romántica, boho, etc) o prioricéis la parte gráfica. Cualquiera de las posibilidades es buena, siempre y cuando refleje lo que verdaderamente queráis transmitir y vuestra personalidad. No mezcléis opciones, focalizaros en una idea en concreto.

- La paleta de colores: Identificad cuáles son vuestros colores favoritos, los que os gustaría que predominaran en vuestra boda y plasmadlos en la invitación. A la hora de escogerlos, tened en cuenta el lugar de la celebración o la estación en que os caséis. Nuestro consejo es que utilicéis como mucho 2 o 3 colores; o en su defecto, dos colores y varias tonalidades de la gamma de éstos.

- La tipografía: No utilicéis muchas tipografías, apostad por una invitación "limpia". Hay tipografías mucho más informales que otras, así que es importante que vaya en consonancia con la formalidad de la boda.

- El contenido: La invitación debe informar de todos los datos importantes del día B. La formalidad del mensaje irá en función de lo "clásica" que queráis que sea vuestra boda. Y a parte de la información imprescindible del día B, aquellas parejas que seáis más detallistas, podéis incluir alguna frase o lema como elemento clave. 

- El papel y el packaging: Seleccionad cuidadosamente papeles y sobres de alta calidad, de diferentes gramajes, texturizados y de diversos materiales. Combinad colores y cuidad hasta el último detalle. El diseño gráfico puede ser muy bonito pero será el papel y el sobre escogido que acabaran dando personalidad y elegancia a la invitación. En cuánto al cierre de ésta,  hay numerosas opciones como el sello de la lacre para los más tradicionales o diferentes cintas y cordeles de la gama cromática escogida que complementan el diseño. 

- La impresión: Un buen diseño, un papel de alta calidad y por supuesto una impresión profesional. Dejad la impresión de la invitación en manos de profesionales que aman el papel y olor a tinta e informaros de las opciones de los acabados; una forma de impresión u otra (serigrafía, letterpress, etc) puede cambiar totalmente el resultado. Es importante también, que el resto de papelería de la boda siga la misma línea gráfica que la invitación por tal de conseguir armonía y una coherencia visual en todos los elementos. 


La invitación condicionará necesariamente la boda, pues es vital que el resto de papelería presente en el día B siga la misma línea gráfica para conseguir una armonía y coherencia visual en todos los elementos. 
Esperamos que nuestros consejos os sirvan de ayuda y sobretodo, como cada etapa de la preparación, no os olvidéis de disfrutar de todo el proceso creativo! 

Latest Instagrams

© Yellow Pillows Deco. Design by Fearne.